martes, 8 de enero de 2013

Un gladiador derrotado

Hans Zimmer llegaba a la ceremonia de los Óscar como claro favorito en el año 2000.

El compositor venía de una trayectoria meteórica (que ha seguido con los años) y escalaba posiciones para convertirse en un claro aspirante a la estatuilla. La banda sonora de Gladiator parecía superar con creces a sus anteriores nominaciones, e incluso a su anterior y único Óscar: El Rey León.

La variedad en los temas que componen la banda sonora la convierten en una obra maestra. No abandona, sin embargo, el característico estilo de Zimmer y en muchas ocasiones recuerda a otras de sus composiciones. También fue acusada de plagio por su parecido con algunas piezas de música clásica de Gustav Holst y Richard Wagner.

En cualquier caso, Hans Zimmer no pudo hacerse con el más preciado galardón de la industria del cine y fue derrotada por Tigre y Dragón.

Os dejo con una suite de la banda sonora de Gladiator interpretada por la Orquesta Filarmónica de Praga.

1 comentario:

  1. Zimmer es Dios! no digo mas...

    PD: Con permiso de Williams...

    ResponderEliminar